Psicología y empresa: una simbiosis peculiar para destacar la importancia de los Recursos Humanos

Tradicionalmente, y desde una concepción de la organización como máquina, las empresas buscaban un estricto control y orden interno que les permitiese lograr el máximo rendimiento; dejando de lado cualquier tipo de aspecto psicológico o social y limitando el trabajo de los profesionales de Recursos Humanos a aspectos relacionados con la selección de personal y la motivación a través de la compensación económica.

Ante esta perspectiva, la Psicología de las Organizaciones surge para demostrar que los procesos psicológicos de las personas afectan a las organizaciones y que, a su vez, lo acontecido en las organizaciones afecta a los procesos psicológicos de las personas; provocando que se comience a dar mucha más importancia a aspectos relacionados con la cultura organizacional, el clima laboral, las diferencias individuales o los procesos grupales.

En este sentido, el hecho de conocer las diferencias individuales de los empleados de una organización no solamente va a permitir que se les asignen aquellas tareas que mejor se adapten a sus habilidades y competencias; sino que también dará la posibilidad de satisfacer sus principales necesidades, desarrollar planes de carrera adecuados para cada uno de ellos o promover una mayor identificación y vinculación con la propia institución.

Por otra parte, el conocimiento de los diferentes grupos de trabajo y de la cultura organizacional será un aspecto importante para que los profesionales de Recursos Humanos puedan desarrollar políticas que encajen perfectamente con las peculiaridades de la organización y de los miembros que la forman; consiguiendo grupos mucho más cohesionados en los que exista confianza y cuyo rendimiento sea óptimo.

Así, la simbiosis entre Psicología y mundo empresarial no solamente va a permitir crear las condiciones necesarias para que el trabajador coopere con el plan de trabajo establecido sino que, además, puede resultar muy útil para satisfacer las necesidades de los empleados y que, de este modo, se sientan mucho más identificados con su organización y con sus compañeros de trabajo.

Por tanto, en la actualidad se da por hecho que, para explicar el comportamiento en las organizaciones, resulta imprescindible tener en cuenta el ajuste entre las necesidades de las personas y las necesidades de la organización; por lo que los profesionales de Recursos Humanos deberán prestar especial atención a la integración de los diferentes individuos en sus grupos de trabajo y en la propia institución.

Javier Alarcos Olivares (@jalarcoso)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s