La carta de presentación: ¡¡Un complemento perfecto!!

Tras anteriores publicaciones, en las que se daban una serie de pautas básicas para elaborar la estructura y el diseño del Curriculum Vitae, resulta imprescindible dar una serie de ideas sobre la realización de un complemento perfecto como puede ser la carta de presentación.

Es importante señalar que este documento se puede realizar como una carta de motivación general, en la que simplemente se cambia el nombre de la empresa, o como una carta de motivación específica que se diseña en función de la organización a la que se desea acceder; por lo que, puede ser recomendable utilizar la primera para aquellas ofertas menos atractivas para la persona y optar por la segunda opción para esos otros casos en los que existe un interés mucho mayor.

Para la realización de esta carta, que no debe ocupar más de una página, en primer lugar será importante realizar una pequeña introducción para presentarse, especificar cuál es la oferta en la que se está interesado y explicando por qué se está interesado en trabajar para una determinada organización; para lo que puede resultar especialmente útil el hecho de realizar una pequeña labor de investigación y mencionar algún proyecto que la empresa esté llevando a cabo y en el que el candidato esté especialmente interesado.

Posteriormente, es importante mencionar las competencias más relevantes que se poseen y que pueden resultar útiles para desarrollar el cargo al que se opta, así como exponer las habilidades y aptitudes adquiridas en experiencias previas; destacando, además, los logros recientes y resultados obtenidos a lo largo de la carrera profesional.

Sin embargo, no se debe caer en el error de repetir la información presente en el CV, sino que se deben poner en valor las competencias y destrezas que se pueden aportar al equipo de trabajo presente en la organización; si bien es cierto que se deben evitar frases vacías, de uso excesivo y estereotipadas que no aportan valor alguno a la candidatura.

Finalmente, puede resultar muy importante el hecho de reforzar la vinculación con la organización y con su cultura empresarial; por lo que se debe remarcar la intención de colaborar con la organización y expresar el deseo de tener la oportunidad de conseguir una entrevista personal en la que poder profundizar mucho más en determinados aspectos.

Por último, debe realizarse una despedida en la que se agradezca el tiempo dedicado a valorar la candidatura e incluso se desee suerte para que la propia organización consiga al candidato que mejor se ajuste a sus propias necesidades; debiendo resultar profesional y objetivo en todo momento.

Javier Alarcos Olivares (@jalarcoso)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s